jueves, 12 de junio de 2008

2:50

El tiempo no pasa, descansa sobre mis hombros.

Se desenrolla por mi espalda tan despacio como el tiempo que tarda en quitárseme el sabor de tus mentiras de la boca.

Vacio los bolsillos que tuve llenos de mis manos y cambio la forma de mi mirada. Ahora veo todo gris. Ahora todo negro. No veo nada. Los ojos me producen un cierto quemazón en la parte interna de los párpados. Se me hace dificil. Se me hace todo cuesta arriba. Es imposible desnudar la verdad a estas horas de la noche.

El corolario es que aburre sentir las mismas alegrías desde hace meses. Se hace pesado sufrir las mismas desgracias. Lo que soñaba antes despierto me consumió esa parte del cerebro. Las noches no pasan para mi. Me despierto fresco por la mañana pero mi vida en sueños murió sin sufrimiento y sin hacer ruido.

Mi vida. Unos dias se conectan con otros indefinidamente. Estoy condenado a vivir.

1 comentario:

Iormungandur dijo...

lo q me viene a la cabeza cada mañana tio..... sinergia! :p